martes, 5 de junio de 2007

Dia 4: Colegiala de mi vida

El dia viernes volviendo de la uni, ademas de las muchas cosas "buenas" que me pasaron ese dia, me encontre por la calle con un par de colegialas que me han dejado hecho un baboson hasta el dia de hoy. Las hembritas estarian en 4to o 5to de secundaria (tendrian unos 15 o 16 años) porque tenian talla y eran proporcionadas. Pero sobretodo tenian unas piernas!!!!!!!!!! Pero que piernas, carajo!!!! Estaban usando esas falditas a cuadritos que tanto estan de moda por encima de las rodillas. No se les notaba mucho los gluteos porque esas faldas son taparabos, pero esas piernas bien valian la pena.

Luego de bajarme del micro en el paradero y estar caminando como cojudo por la calle, me encontre con este par de piernonas que caminaban despreocupadas, de seguro rumbo al cole. Como estaban delante de mi, me puse a caminar recontra lenteja para apreciar, como buen jeropa, esas delicadas y tiernas piernas que solo una chiquilla colegiala puede tener. Como no tenia nada que hacer en la jato, las segui durante un largo trecho hasta que, me parece, se dieron cuenta que un mañoson las seguia y se quedaron conversando en plena vereda, junto a un poste. Como ya era mucho roche quedarme paradote ahi, caballero nomas tuve que seguir pa' pasar piola. Pero de que me gane con las piernas de esas mamacitas, no cabe duda.

Ellas me hicieron recordar esas inolvidables epocas del cole. Me acuerdo que cuando estaba en 1ro de secundaria, habian 2 hembritas en 5to que estaban recontra fuerte. Hasta los profes les tenian ganas. Parecian chicas de 20 o 21 años porque se manejaban unos cuerpazos de modelo que lo dejaban a uno atontado de tan buena mercancia.

Yo no soy un fetichista de piernas (mis gustos estan un poquito mas arriba) pero debo reconocer que esos muslos me han dejado recontra emocionado y junto a esas blusitas blancas pegaditas al cuerpo... ni hablar!!!! Ojala algun dia me encuentre un par de hembritas asi para darles como dios manda y olvidarme de una vez de manuela y penelope (aunque puede que me acusen de pedofilo chibolero pero que importa, me meto de congresista tipo Torres Cacclla y caleta nomas la hago).

9 comentarios:

cebolla dijo...

Habitualmente, unas buenas piernas terminan en un buen culo. Son mis preferidas.

Imberbe_Muchacho dijo...

eso cebolla, oe pajero pero viendo esos lomos como quieres aguantar 40 dias!!! a mirar el suelo pajero!

RacuRock dijo...

no hay como las colegialas.. perfectas por todos lados..

Raulín Raulón... dijo...

Cebolla tiene razón, bien dicen que dos buenas nalgas tienen como pedestal un buen par de patricias.

A diferencia del shoeplay y del architrillado fetichismo de pies, la fijación en colegialas y "muchachitas que recien florecen cuando aún dejan ver lo niñas que fueron" es una clásica, de esas inevitables en cualquiera de las etapas sexuales del hombre: Pajero Jr., Pajero, Montero, Montero Master... como los Mitsubishi. Aparte, vamos, tan viejo no eres y esas señoritas cumplirán 18 dentro de poco, podrías poner un countdown de ello.

Por cierto, yo en la PUCP vi hace pocos días un par de colegialas con unas alcancías impresionantes. ¡Si con la falda ya se veía recontragrande! No me quedó sino aplaudir y seguir mirando xq estaban con sus madres (quienes no estaban nada mal).

"me meto de congresista tipo Torres Cacclla y caleta nomas la hago" jajajajajajaja, que buena!!!

Singalong dijo...

Asi y no llegas a los 40 dias.

TRuLy dijo...



Pajero que paso con la paz mental!!!!
No pues oe! asi no llegas a los 40 dias ni cagando!

Fuerza pajerito...

Oye veo que no posteas desde el martes!!! mmmm como iras, pecaste o aun no??


Un beshote calenton!!!

MUa!

noseasloco dijo...

nada, nada como las colegialas y sus falditas escocesas!!

bien ahi jeropa!!

TRuLy dijo...



ME acabo de acordar cuando mi profe de matematica me queria levantar en 4to y 5to de secundaria...
Ese concha! le gustaba mirarme las piernas...

Yo tb use falda escosesaaaaaaaaaa!!!

:'(



MUa!

Javi dijo...

Pajeeeeeeeeero, ¿como lo llevas? Seguro que ya te la has pelado como un mono o te has ido sin tocarte, sólo intentando aguantar, no por no tener ganas sino por conseguir el p... reto.