domingo, 21 de enero de 2007

Acechando en el mercado

Ando cansado, con sueño. Creo que me falta dormir mas por las noches. O tal vez es mi probable anemia (de tantas pajas uno termina asi , carajo). O tal vez sea la sofocacion que siento mientras escribo. Y es que hoy si que he tenido calor. Por la grandisima, hoy si que hizo calor aka en Lima. En la mañana tuve que salir a comprar unas cosas al mercado para el almuerzo (yo voy con gusto porque ahi puedo ver a un monton de hembrazas mientras compran y ganarme a mis anchas) y mientras iba por la calle estaba que me moria de calor porque el sol estaba que quemaba como nunca.

Ya dentro del mercado pude tener un poco de alivio porque afuera el sol estaba que mataba. Y mientras realizaba mis compras estaba que le echaba un ojo a las mamacitas que por ahi andaban. De las varias que pude ver, me acuerdo de una potoncita de 21 años aproximadamente y 1.63 que estaba buenaza. Tenia un buen tarro que con solo pensar en tenerlo sobre mi gavilan, se me endurecia éste como cañon. Tambien habia una tia de unos 30 años (de unos 1.67 m) que mientras compraba frutas y se doblaba hacia adelante para cogerlas, enseñaba unos gluteos amplios y bien formados que distraia a los tios pisados que acompañaban a sus esposas y a mi.

Pero luego, al salir del mercado, el sol de nuevo estaba que jodia asi que no me distraje viendo mas carne y volvi rapido a mi hueco. Lo bueno fue que en el trayecto de regreso pude ver en la vereda de enfrente a la potoncita con sus bolsas tambien regresando por el mismo camino. Asi que volvi contento a casa luego de ganarme con un jean que enfundaba unas nalgas amplias pero apetecibles a la vista.

1 comentario:

Jersson dijo...

jaja, señor, usted tiene un problema, lo bueno es que lo toma de la mejor manera,

no le digo un abrazo... bueno, usted me entiende.