sábado, 17 de marzo de 2007

Dia 7: Hipocresia femenina

Hoy me preguntaba acerca de si las mujeres pensaban en el sexo tanto como los hombres. Y es que cuando uno sale a la calle hay patas (me incluyo honrosamente) que se quedan mirando a las hembritas de buen cuerpo con una cara de cojudos por un ratazo que ni verguenza les da que el resto los vea. Pero nunca he presenciado lo contrario. Es decir, ver a una fémina mirando con cara de babosa a un pata por la calle y que voltee a verlo (como ocurre frecuentemente con los hombres). Y es que: O lo hacen recontra solapa que nadie se da cuenta o simplemente a las hembritas no les interesa mucho el tema.

Por que generalmente las mujeres creen que los hombres que piensan mucho en el sexo son unos "enfermitos" que necesitan ayuda psicologica. Yo sí necesito ayuda psicologica (psiquiatrica mejor dicho) por que soy un enfermo, pero el resto de mi genero no creo que necesite ese tipo de terapia. Si no todos los hombres iriamos al psicologo de por vida.

Supongo que las mamacitas tambien piensan en la vaina pero mucho menos que los hombres (que somos una tira de aguantados). Pero eso si, lo deben tener bien escondidito. Porque la naturaleza actua de forma similar para ambos generos. Ellas tambien deben sentir, en ocasiones, esas ganas de "encajarse" con los del otro tipo.

Y basandose en esto me viene una pregunta a la cabeza: ¿Las mujeres se masturban? Por lo menos las mujeres de esta ciudad. Osea las que uno ve paseandose por la calle, el parque o en la combi con sus amigas, hechas unos cuerazos. Esas bellezas con jeans apretaditos y politos pegados que lo vuelven virolo a uno.

Dado el mismo razonamiento, supongo que ellas tambien deben sentir ganas de obtener "placer" en algunos momentos aunque tengan machete (no creo que llamen al webon de su gil cada vez que tengan ganas de "introducir"). Claro que no deben pensar en eso de manera tan frecuente como los hombres (y como yo, por ejemplo, que bordeo la linea de la demencia con esa estupidez).

Asi que de todas maneras las hembras
deben haber pensado en la paja. Tal vez algunas lo hagan frecuentemente, otras ocasionalmente y otras nunca lo hayan hecho, pero lo deben haber pensado aunque sea una vez en la vida, aunque no lo hayan efectuado.

Asi que mi sorpresa va porque las hembritas se comportan con una doble moral, ya que a ellas tambien les gusta la vaina, pero logran llevarlo de manera solapada. Lo que molesta es que piensen que los varones son unos enfermos que solo pensamos en eso y que se nieguen a reconocer que ellas tambien, en ocasiones, se ponen calentonas y quieren una buena faena con los de la otra vereda.

1 comentario:

cebolla dijo...

A las mujeres les gusta coger. Las más retrógadas se hacen las recatadas pero las más modernas te relojean el bulto y después disfrutan. Hay mucho que decir al respecto. Pero las que lo ocultan es porque tienen miedo que piensen que son putas. Mentira. Ambos géneros disfrutan por igual. Las mujeres con prejuicios y problemas en la cabeza lo ocultan.